Desde el primer encuentro que tuvimos con ellos (tomando un café), hubo muy buena conexión. Luz y Marco son muy cercanos, muy amables y se les nota que les gusta lo que hacen. Y lo mismo para el resto de profesionales que vinieron el día de nuestra boda. incluso con un pequeño problema de horarios y disponibilidad por nuestra parte que tuvimos el mismo día anterior, no tardaron en solucionarlo de la mejor manera posible. ¡Estábamos convencidos antes de que pasase el gran día, por fotos suyas que habíamos visto, pero a día de hoy volveríamos a contar con ellos con conocimiento de causa!