Hemos elegido a Pombo porque vimos un álbum de una comunión y nos encantó, así que pensamos que si con una comunión hacía esa obra de arte, ¿qué no haría con una boda? Según entré en el estudio me enamoró ese lugar. Sabía que ese iba a ser nuestro fotógrafo. Son unos auténticos profesionales y saben muy bien lo que hacen. La gente en general quedó alucinada con Marco, todos me dijeron que era genial, además de muy simpático. No te sientes nada incómoda a la hora de hacer las fotos posadas, lo hace todo muy fácil y cómodo. Todavía no tenemos el álbum pero estoy completamente segura de que va a ser increíble. Muchísimas gracias por ese día y por hacerlo todo tan fácil. Ahora ya tengo a mi fotógrafo de confianza. ¡Un beso enorme!